29/11/2019


Tayara expresó que se trabajó en un "sistema integral de protección de las familias"


La ministra de Desarrollo Social mencionó la ampliación de los Centros de Integración y Fortalecimiento Familiar (CIFF), las líneas 102 y 137, el plan “Chaco en Familia”, las residencias estudiantiles, los programas de desarrollo local para pequeños productores y de ayudas no reintegrables, “Argentina Trabaja”, y el plan alimentario.

En materia de Desarrollo Social, la ministra Tayara señaló que en estos cuatro años de gestión, por pedido expreso del gobernador, se trabajó en un sistema integral de protección basado en la familia, que contemple todos los aspectos, desde la salud y la nutrición, a la educación y el desarrollo personal. “Como Estado, es nuestra tarea y rol central fortalecer a cada uno de los integrantes de la familia, con un Estado cercano y presente; y en ese marco hemos implementado múltiples acciones”, apuntó.

Citó así la ampliación de los Centros de Integración y Fortalecimiento Familiar (CIFF), las líneas 102 y 137, el plan “Chaco en Familia”, las residencias estudiantiles, los programas de desarrollo local para pequeños productores y de ayudas no reintegrables, “Argentina Trabaja”, y el plan alimentario.

Sobre el diseño del Plan “Chaco en Familia”, indicó que se trabajó articuladamente con el diputado Daniel Arroyo para brindar un abordaje integral, trasversal, federal e interdisciplinario que contemple todos los aspectos que hacen a la familia. “Nos propusimos ingresar casa por casa, conocer cada realidad y brindar las herramientas necesarias para que todos los integrantes de la familia tengan una mejor calidad de vida”, dijo al respecto.

En cuanto a políticas de desarrollo local, se llevó adelante el Programa “Creer y Crear”, a través del cual se benefició a 650 pequeños productores y emprendedores en 21 localidades, con una inversión (provincia-nación) de 15 millones de pesos. Además, con los programas de ayudas económicas no reintegrables se llegó a 232 fundaciones, 115 asociaciones, 252 cooperativas y 57 clubes; y con el plan “Chaco Trabaja” se ayudó a 43 cooperativas de la construcción, con fortalecimiento institucional y capacitación para garantizar formalidad laboral.

Al listado se suma el plan nacional “Argentina Trabaja”, una iniciativa que permitió contener a 5.800 chaqueños, muchos de los cuáles fueron dados de baja por el sistema nacional y contenidos en la esfera provincial para no dejarlos desamparados. “Por decisión de Peppo, la provincia asumió con fondos propios la contención de estos cooperativistas”, explicó la funcionaria y comentó que por medio del programa se ejecutaron 119 viviendas, 6 mil metros de veredas y recuperación de 85 espacios verdes, entre tantas otras obras.

El plan alimentario fue otro de los ejes de la política social con un fuerte incremento del presupuesto asignado durante este año. Mientras en 2018 el presupuesto en materia de alimentación era financiado en un 44 por ciento por la Provincia y en un 56 por ciento por Nación; en 2019 la Provincia debió afrontar el 89 por ciento del presupuesto y Nación solo financió el 11 por ciento restante. A la cobertura existente, se sumaron este año más de 12 niños, totalizando así 238 mil beneficiarios. “Hoy los niños cuentan con un refrigerio y una comida diaria en todos los comedores y con un menú nutricional específico para su desarrollo”, aseguró.

En paralelo, con el programa “Fortaleciendo lazos nutritivos”, se llegó a 270 merenderos de la provincia y a un total de 80 mil niños que hoy tienen una copa de leche; en tanto que con la unidad de seguimiento nutricional –articulado entre Salud y Desarrollo Social- se benefició a 5 mil chaqueños con un módulo mensual con todos los nutrientes para alcanzar una talla adecuada. “Este año logramos el alta de 850 beneficiarios que alcanzaron un peso saludable”, comentó Tayara.

Por otro lado, la ministra detalló algunas de las acciones impulsadas en materia de protección integral de niñas y niños, adolescentes, y la familia en general. Se reforzaron las Unidades de Protección Integral (UPI) en las 8 regionales de la provincia, garantizando así espacios calificados para la atención de casos de vulneración de derechos en menores y se habilitó un lugar propio para la Línea 102 con consultorios psicológicos para un abordaje más completo.

Tayara destacó también el trabajo realizado en el Centro “Aldea Tres Horquetas” que alberga a niños y adolescentes que son víctima de violencia y que de 30 niños al inicio de la gestión, hoy cuenta solo con 3. “El resto pudo volver a su núcleo familiar bajo estrictos controles y con toda la contención necesaria”, dijo.

También se refaccionó el hogar de tránsito N° 1 que aloja a mujeres víctimas de violencia y se trabajó en la Línea 137 de atención a las violencias de género. En otro orden de cosas, para todos aquellos niños de zonas rurales que tienen dificultades para acceder al sistema educativo, se afianzaron las residencias estudiantiles a fin de que puedan alojarse allí y culminar sus estudios y se habilitó una residencia universitaria en Sáenz Peña, en articulación con la Uncaus. 

Además, se habilitó y reglamentó el Registro de Familias Acogedoras y el Registro de Abogados del Niño; y se refaccionaron en forma integral cinco Espacios Convivenciales Alternativos (ECA) y el Centro Socioeducativo Juvenil “Mario Bosch”. En tanto que se hizo especial hincapié en los CIFF, espacios que contienen a la familia en relación a la alimentación, la salud y la educación. Mediante convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo, se pudieron construir cuatro centros nuevos, totalizando así 48 en la provincia para brindar cobertura a 4240 niños. “En primera infancia invertimos 15 millones de pesos en la refacción y equipamiento de 35 espacios para brindar un servicio integral”, finalizó la ministra.
 


×