14/01/2019


El Ministerio de Salud provincial brindó más de 700 atenciones en los cuatro puestos de asistencia


Las consultas son principalmente de niños, embarazadas y adultos mayores con hipertensión. También se registraron muchos casos de picaduras de insectos. Salud Mental dispuso un equipo de contención y una línea de teléfono para comunicarse: 0362-4453408.

El Ministerio de Salud Pública a través de un equipo conformado por médicos y enfermeros está garantizando la asistencia a las familias afectadas por el temporal en el Gran Resistencia. Tras declarar la Emergencia Hídrica, equipos de la cartera sanitaria se instalaron en los 4 puestos de asistencia integral donde más de 700 personas recibieron distintas prestaciones sanitarias.

Las consultas son principalmente de niños, embarazadas y adultos mayores con hipertensión. También el equipo de Salud recibió gran demanda por picaduras de insectos, mosquitos, alacranes, entre otros. El subsecretario de Promoción, Jorge Merlo destacó el compromiso y la labor de los trabajadores de la cartera; “es fundamental aunar los recursos y los esfuerzos para contener a nuestra comunidad”, expresó.

El equipo de Enfermería garantiza la atención 24hs (en tres turnos de 8 horas); también se brinda atención médica en los turnos mañana y tarde. Los puestos de Asistencia están ubicados en la plaza Jorge Newbery, bajo el cruce peatonal sobre Ruta N° 11 (en inmediaciones de la calle Ushuaia), frente a la Terminal de Ómnibus (en Mac Lean y Caracas) y, el último, en la intersección de la avenida Chaco y Nicaragua.

Salud Mental
Por su parte la referente de la Dirección de Salud Mental, Laura Díaz precisó que el servicio se encuentra trabajando y atento para contener a los damnificados por la Emergencia Hídrica. Las personas que requieran comunicarse para solicitar atención profesional lo podrán hacer al número 0362-4453408.
En detalle explicó que las reacciones comunes o esperadas en este tipo de situaciones, podrían ser enojo, ira, impotencia ante la pérdida de sus pertenencias, del hogar, entre otras cuestiones, por lo que el acompañamiento desde el lado más humano es fundamental. “Con sensibilidad y empatía debemos escuchar y acompañar porque son situaciones que suelen desanimar y esto puede durar alrededor de un mes antes de retomar las actividades de la vida cotidiana”, explicó y remarcó la importancia de contener especialmente a los niños afectados. 
Finalmente insistió en el uso de medicamentos debe estar definido y monitoreado por un médico.


×